jueves, 1 de octubre de 2015

27. ¿Amor o enamoramiento?

¿Y ahora qué? Después del subidón de la otra noche solo podía esperar la mayor de las caídas. ¿Cómo he podido acostarme con Jon? ¿Cómo he podido hacerle esto a Lucas? Yo era de esas personas que rechazaban taxativamente cualquier acto de infidelidad, era de las que creía en el amor para toda la vida y de las que esperaba que por estas fechas ya estuviera casada y con unos niños adorables. Pero claro, nunca antes había vivido con un hombre. El paso de la convivencia siempre había quedado demasiado lejos para mí, así que ninguna de mis relaciones había trascendido más allá de la primera fase, a saber, la fase de las mariposas, del encantamiento, de si vienes a las cuatro, como decía el Principito, soy feliz desde las tres.

Yo jamás había experimentado la parte de puertas abiertas, del chorrito de pipí que se oye en el baño, de los gases inesperados, de los despertares amargos, de la falta de sexo por cansancio. Nunca habría imaginado que los harapos de ropa vieja se convertirían en el modelito de la noche, que ya no me importaría ir sexy o no por la casa, tener el pelo destartalado o llevar la cara desencajada.

Creo que he leído tantas novelas y he visto tantas películas románticas que he llegado a confundir la ficción con la realidad. El amor para toda la vida puede ser real, pero, desde luego, el enamoramiento eterno es ficción.

- Chica, a mí no me gusta el amor, lo mío es el enamoramiento. -me decía Marta- Yo no llego a la fase de los pedos. En el momento en que uno de los dos se atreve a cagar en casa del otro, es el momento de dejar la relación. El amor da asco.

- Pero el enamoramiento es una especie de encantamiento pasajero, entonces jamás estarás con alguien en serio para toda la vida.

- ¿Por qué solamente tiene que ser serio lo permanente? Tú eres pasajera, yo soy pasajera, todos lo somos y no por ello nuestras vidas no son importantes para nosotros. El cine ha hecho mucho daño. Obviamente, las personas como yo sacrificamos la seguridad del para siempre a cambio de los nervios en el estómago, pero es algo que estoy dispuesta a pagar por vivir cada vez que me apetezca la adrenalina de la incertidumbre. Yo estoy en serio con todos los hombres con los que estoy, porque todos despiertan algo increíblemente pasional en mí y en ese momento no quiero estar en ningún otro lugar que no sea en ese.

Esas últimas palabras retumbaron en mi cabeza. Eran las mismas que me había dicho Jon en la cama. ¿Y si Marta llevaba razón? ¿Y si yo era como ella o como Emma Bovary? Quizá no estaba hecha para el amor, sino para el enamoramiento. Quizá yo también estaba dispuesta a abandonar el para siempre por sentir una vez más el hormigueo de lo desconocido, pero aún no lo sabía. ¿Dónde quería estar ahora? ¿Con Jon? ¿Con Lucas? ¿He de contarle a Lucas lo ocurrido?

- Sé lo que estás pensando y no, no debes contarle nada a Lucas. Dar tantas explicaciones es un gasto de energía innecesario. Déjalo y punto... o bueno, piénsalo, haz lo que tú quieras. Sabes que puedes quedarte en mi casa el tiempo que necesites, pero hagas lo que hagas, no busques un problema entre Lucas y Jon.- dijo Marta mientras salía de casa para irse a trabajar- ¡Por cierto! Tu gato ha hecho pis fuera de su caja. Límpialo y controla a ese bicho.

Mi teléfono comienza a sonar. Es Jon. No sé si cogerlo. Estoy muy nerviosa. Deja de sonar. Respiro. Llega un whatsapp: "Tenemos que hablar. Paso por casa de Marta al medio día y comemos juntos". Yo no sé qué les pasa a todos los hombres de mi vida que siempre hacen planes conmigo sin consultarme. De momento voy a relajarme en la ducha y ya pensaré después si seguiré aquí para entonces o no.


4 comentarios:

  1. Me apunto al club del enamoramiento, es algo que más o menos siempre he sabido... pero me ha encantado la forma de expresarlo de Marta. Dale las gracias ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marta dice que gracias a ti por leer sus opiniones. A ella también le gustan mucho tus entradas, sobre todo "Una guarida". Un saludo ;)

      Eliminar
    2. ¡Muchas gracias! Ya sabía yo que era una chica con gran gusto literario :P

      Eliminar