jueves, 2 de abril de 2015

2. Los comensales de las cenas de Yus

Yus es una amiga de hace bastantes años. Nos conocimos en el instituto. Ella era una de esas chicas súper amables con todo el mundo y yo, la verdad, era muy nueva y muy poco sociable. Ella fue la única que me habló y estuvo conmigo en esos primeros días, bueno, y siempre, porque nunca he sido de tener muchas amigas… suelo ser bastante introvertida y desconfiada. Cuando Yus entró en la facultad de enfermería y yo me decanté por las letras me sentí bastante sola. 

Hace casi cinco años que las dos terminamos ya los estudios. Yus enseguida entró en un hospital donde conoció a Ben, así que hoy día Yus es una tía de estas con novio, con una casa en condiciones y una vida organizada. Es la típica tía a la que darías una patada en la boca porque su vida te parece tan feliz y tan perfecta que te da hasta náuseas, pero es tan encantadora y es tan tu amiga que solo puedes quererla. Yo tengo un trabajo basura de redactora por el que apenas cobro para llegar a la tercera semana del mes, pero bueno, voy sobreviviendo. En fin, por otro lado, está Ben, su novio, que es un médico bastante simpático, así, del rollo de Yus. Como os decía, son la pareja perfecta. Con deciros que su canción es “Sugar, sugar” de The Archies, os lo digo todo. Os la pongo aquí por si no la conocéis.


Casi todos los fines de semana Yus y Ben hacen cenas en su casa porque son muy de ser anfitriones y, yo creo, que porque todavía no tienen hijos. Pero no creáis que voy sola a cenar con ellos en plan sujetavelas, también van otros individuos que, como yo, son palomita suelta. Es el caso de Marta, Lip y Jon. Marta es una chica ultra súper optimista. Le encanta su vida de soltera y le encanta la vida en general. Es la típica que se levanta y da los buenos días al mundo por Facebook. Trabaja de dependienta en una tienda de ropa y adora su trabajo. Dice que se siente bien viendo cómo otras personas se gastan fortunas en prendas que le sientan horrible. 

Luego está Lip, que es gay y en realidad se llama Felipe pero lo odia, así que le llamamos Lip. Sus padres le obligaron a estudiar derecho, pero no ejerce. Su verdadera pasión es la moda capilar. La verdad es que se lo ha montado bastante bien, ha llegado a ser un peluquero de esos que tienes que vender un riñón para pagarle el corte de pelo. Por último nos queda Jon, que es un tío bastante inteligente pero, como decía Neruda, muy amante del «amor de los marineros, que besan y se van, que dejan una promesa y no vuelven nunca más». Trabaja en la empresa de su padre, no sé exactamente qué hace, solo sé que es empresario.

Y ya está, estos son los comensales de las cenas en casa de Yus. Puede que en ciertas ocasiones os tenga que presentar a alguno más, ya que Yus y Ben se han propuesto encontrarme una pareja. Pero bueno, yo no me hago muchas ilusiones, ya veremos qué pasa…

No hay comentarios:

Publicar un comentario